Sin soñar un Poema. Sin conocer un lugar. Sin admirar una pintura

Del Poema "Alma venturosa"

“Al promediar la tarde de aquel día,

cuando iba mi habitual adiós a darte,

fue una vaga congoja de dejarte

lo que me hizo saber que te quería.”

De Leopoldo Lugones (1874-1938)

Poeta argentino

Aviso de "Un Cambio"

A partir de 2017, los Microrrelatos o Mini cuentos dejarán de ser una expresión en este Blog y, junto con los poemas brevísimos, también hijos de mi pluma, formarán parte de otro proyecto. Espero poder concretarlo.

Como hojas al viento

Las entradas de este Blog se publican en 2017, cada martes a la medianoche, desde la República Argentina.

Coordenadas 31°4000S 64°2600O

sábado, abril 30, 2016

/




Aquella mujer, ubicada frente al gran ventanal del lobby del hotel miraba indiferente las palmeras y la gran piscina de aguas termales. Un vaso alto de Fernet con Coca-Cola, la acompañaba. De vez en cuando observaba su reloj con gesto nervioso. Pronto llamarían a cenar y sin embargo ella no tenía apetito. En cambio, un nudo emocional, que recordaba historias repetidas cerraba su estómago. El sol de la tarde se había perdido tras nubes negras y encrespadas. Quedó sola. Los que estaban próximos a ella, marcharon al comedor. Pronto, optó por retirarse a su habitación para desplomarse sobre la confortable cama matrimonial. Consultó por última vez la hora. Una lágrima, la convenció: Otra vez, él le había mentido.

2011


Las pinturas que acompañan cada cuento pertenecen a Vladimir Volegov, pintor ruso contemporáneo

www.volegov.com

sábado, abril 23, 2016

/





Apoyada en el muro de la costanera, miraba el ancho río marrón. Sus ojos oscuros se perdían en la lejanía de pequeñas olas que dejaba la estela de un lanchón. Su canoa de madera, pintada de rojo no se divisaba. Ésa, donde tantas noches, a la luz de la luna, recogieron juntos los espineles plateados de tanto pescado. Ahora estaba sola: sin él, sin su canoa y la saudade había cobrado vigencia.

2011

Las pinturas que acompañan cada cuento pertenecen a Vladimir Volegov, pintor ruso contemporáneo


www.volegov.com


sábado, abril 16, 2016

/




Entre nubes tenues de color rosa,  Magdalena se movía lentamente sin poder acelerar su marcha. Los pies le pesaban, las piernas no le respondían y ya casi se resignaba a no llegar  hasta el amplio balcón con macetones de florecillas azules y petunias rojas, donde su abuela tejía al atardecer.  De repente,  una brisa fresca onduló sobre su cara y se sintió mejor, a tal punto que logró asirse de la baranda de madera de su destino final. Cuando se asomó al vacío, divisó el mar azul, ése que tanto amaba y que le engullera su esperanza adolescente.  Volaría hasta él.  Pero un zamarreo en su hombro la hizo reaccionar. Cuando despertó, su abuela había abierto el ventanal y regañándola, la invitaba a levantarse.

2012


Las pinturas que acompañan cada cuento pertenecen a Vladimir Volegov, pintor ruso contemporáneo

www.volegov.com

sábado, abril 09, 2016

/

Él, esperaba paciente en aquel Bar donde se servía el verdadero café colombiano que cada mañana  lo hacía sentir tan bien. El diario a un costado y su agenda abierta lo acompañaban. Una música instrumental de fondo, recordaba a Piazzola y el aroma especial del lugar, mezcla de distintos olores, ofrecía un ambiente acogedor para la espera.

Le había enviado un e-mail en el que le confesaba su amor, después de largos meses de conquista tácita y virtual. Tras ello,  había llegado el día propuesto y aceptado para recibir la respuesta. Ella, se insinuaba como mujer difícil para establecer una relación con el sexo opuesto. La separación cruel que la abatiera durante mucho tiempo, seguida de un fulminante divorcio le jugaba en contra. Afortunadamente, de esa  unión no quedaba descendencia. Él, tuvo sus amoríos pero nunca se había enamorado. Ahora era distinto. No podía explicarse el embrujo que lo mantenía pendiente de cada palabra, acción o propuesta suya. Sus encuentros reales motivados siempre por razones de trabajo se fueron haciendo cada vez más amenos y la intimidad terminó por invadirlos ante la silenciosa complicidad de ese Café.




Un poco de temor oprimía el pecho del declarante y el tiempo se empecinaba en demorar el encuentro. Divagaba en reflexiones vanas, cuando de repente, Ella entró por la antigua puerta del Bar, ubicada en una esquina donde dos calles muy transitadas se encontraban y la acera pululaba de gente.

Se arregló el pelo y decidida, con una insinuada sonrisa, encaró hacia la mesa dónde Él la esperaba. No se sentó, provocando estupor en el joven. Le tomó la mano y la sintió fría. “¿No te quedas, preguntó?” “No puedo”, respondió Ella, “Me ha surgido un inconveniente y te he venido a avisar”, aclaró. Ante la mirada desconcertada de su interlocutor, la mujer se apresuró a decir: “Te he enviado un e-mail, ábrelo cuando llegues a la oficina” y despidiéndose con un agitar de manos, se marchó. Él se quedó boquiabierto y al instante reaccionó rápidamente. Pagó su café, guardó su agenda y olvidó su diario. Salió presuroso, sin admirar como siempre, el fino marco de gruesa madera de nogal que sostenía la salida.

Ya frente a su Notebook, se llevó las manos al pecho como queriendo sujetar su corazón, mientras leía: “Mi respuesta es afirmativa, es sí, sí, sí. Yo también te amo. Te espero esta noche a las 21 hs en casa”. Era la primera vez que entraría a su departamento. Allí, la besaría y abrazaría hasta el hartazgo. Su mente acababa de iniciar la cuenta regresiva. Lejos, Ella caminaba sin rumbo, con una amplia sonrisa dibujada en su rostro, presuponiendo la actitud de aquel hombre que le había devuelto su fe en el amor.
  

2012

Las pinturas que acompañan cada cuento pertenecen a Vladimir Volegov, pintor ruso contemporáneo
www.volegov.com


sábado, abril 02, 2016

/


Todos los días, cuando la tarde declinaba, lo veía pasar apurado, desde mi oscura posición en la acera. Ahora, debería esconderme más. Las luces y brillos de las fiestas del Carnaval que se avecinaba, me jugarían en contra si no aceleraba mi plan.
Casi a la misma hora, y siempre desde las penumbras del viejo zaguán, lo observaba regresar de su trabajo y marchar rumbo a su hogar unipersonal, en el tercer piso del moderno edificio. El clima caluroso de febrero en el hemisferio Sur, devenía en obstáculo para mi estrategia. El sol se ponía más tarde y las oportunidades flaqueaban.
Sin embargo, y dado el avance de mi información sobre el apuesto joven que me atraía desmesuradamente, ya era hora del contacto. La paciencia me acompañaba y estaba segura que el tan ansiado momento llegaría pronto.
En vísperas del lunes de Carnaval, los aprestos de los corsos y comparsas ya se habían cumplido. A la medianoche, nadie quedaría en las calles. Desde mi oscuridad interior supe que lo vería en esa soledad urbana, tal vez, en los albores del lunes. Lo decidí de inmediato, mi premonición me alborotaba el corazón.
Esperé hasta pasadas las doce de la noche; era una noche tormentosa de verano. Agazapada, en el cauce de una necesaria brisa nocturna, lo percibí. Esperaba un taxi en la esquina. ¡Tan cerca! Menos de cincuenta metros de mi escondrijo. El aletear de su perfume me provocó la excitación acostumbrada. Me acerqué flotando en el aire. El taxi no se detuvo, lo dejó pasar.
El encuentro fue triunfal, casi soñado. Nuestros cuerpos fueron uno, el deseo abrasó la carne, la díada de nuestras almas fluyó sin sorpresa. Propio de mi naturaleza, el largo abrazo y la fuerza de mis besos, terminaron por vencerlo. Al fin fue mío. La vida, fugaz, se le escabulló por ese río bermellón que brotaba de su cuello fuerte y robusto.


2016

Las pinturas de este mes que acompañan cada cuento pertenecen a Vladimir Volegov, pintor ruso contemporáneo

www.volegov.com

No te duermas sin un cuento. . .by Zuni Moreno. Con la tecnología de Blogger.

Este Blog. . .


Un Blog de Cuentos

Un Blog de Poemas

Un Blog de Lugares

Un Blog de Pinturas

Por

Zuni Moreno

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gentiles seguidores de Google+

Mi Propósito


La vida nos reúne en cualquier lugar y nos cuenta historias cotidianas.

Yo las he interpretado a través de los cuentos breves y los microrrelatos.

Y, a los sentimientos que fluyen de aquéllas, los he expresado en simples poemas.

Aquí, mi trabajo, para ustedes.

Zuni Moreno

Reconocimiento II


Todas las pinturas que acompañarán las entradas de "No te duermas sin un cuento", durante 2017 pertenecen a uno de los pintores argentinos más reconocido a nivel nacional e internacional, no sólo por la calidad de sus obras sino además por su particular temática: Benito Quinquela Martín (1890-1977)

Barcos de Quinquela Martín

Barcos de Quinquela Martín

De QM

De QM

De QM

De QM

Reconocimiento I


Todas las pinturas que acompañan las entradas de "No te duermas sin un cuento" pertenecen a uno de los artistas rusos contemporáneos más admirado: Vladimir Volegov.

Este pintor nos acompañará durante el año 2016.

Mujeres de Volegov

Mujeres de Volegov

Un regalo

No te duermas. . .

Candela por la Paz

Candela por la Paz

Quien escribe

Quien escribe
Zuni Moreno

Conjunción


Las fotografías que ilustran este Blog, son de mi cámara.

Los cuentos y poemas, de mi pluma.


Capturando la vida

Capturando la vida
Mi cámara y Yo

Pensamiento en rosa


"He mirado las rosas y me he acordado de ti"

Juan Ramón Jiménez,

escritor y poeta español, (1881-1958)


Rosas, rosas

Rosas, rosas
Rosas de Vladimir Volegov

Poemas en flor


Este Blog trae al lector también poemas y, como un árbol en flor, supone la siembra y anuncia la cosecha, mientras se deshoja la vida.

Escribiendo con el pensamiento desde el alma

Pintando la vida

Antigua como la humanidad misma, la Pintura, responde a un impulso innato en el hombre de comunicación.

Recogiendo los frutos

Recogiendo los frutos
Tres de mis poemas y un cuento obtuvieron el 17-11-2012, el 3er. Premio en el Concurso Internacional,"Elegidos 2012" organizado por El Instituto Cultural Latinoamericano, de Junín, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Google+

Todos

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Fidelidad

Un perfume

Un perfume
Volegov

Mi otro Mundo

Una verdad

«Los libros son los únicos confesores de los hombres»

David Mateo

Licencia

Lo propio

Safe Creative #1006060192043

Derechos

Safe Creative #Zunilda Moreno
Safe Creative

Registro

IBSN registrado
Blog: No te duermas sin un cuento. . .
URL: http://miscuentosmimundo.blogspot.com
IBSN: 09-06-2010-14

Números en este Blog

Un colectivo acogedor