Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

En el Jardín circular

Imagen
María Dolores: Nada más adecuado a su aspecto y personalidad que su nombre. Vivía sola en el inmenso palacete de marcado estilo neoclásico francés mandado a construir por su abuelo a principios del siglo XX. Sólo cuando descansaba en el jardín circular del inmenso parque que rodeaba la casona, podía llegar a  soltar una leve y fugaz sonrisa. Ella cambiaba su carácter hosco cuando el sol de la siesta iluminaba su tez transparente y blanca. No obstante su guardada historia, con amores desencontrados, gustaba de recibir visitas a diario,  lo que le daba sentido a la sexta década de su vida. **** Ese mechón blanco que, desde su cabeza renegrida, caía sobre su rostro generando la forma de antifaz, le daba un aire señorial, muy similar al que portaba su primo texano. Ni qué hablar del mexicano y el uruguayo. Todos llevaban la “marca” familiar. Ellos gozaban de gran capacidad de adaptación al medio, lo llevaban en la sangre, así que se habían diseminado a lo largo y ancho de Sudamérica. Eso sí, c…

El nido

Imagen
Un joven aromito, fue testigo de la preocupación de ambos, más acentuada en el masculino. Ella lo miraba pudorosa. Él, impaciente, esperaba con ansias que ese nubarrón oscuro descargara de una vez, el elemento que tanto necesitaba. Caminaba de un lado a otro, inquieto, alborotado. De repente, ella lo alcanzó y musitó en su oído: "No te preocupes, la obra continuará, tenemos tiempo". Una luz zigzagueante y casi roja se dibujó en el cielo oscuro y al rato el sonido profundo del trueno puso el punto final. La lluvia se deslizó entre brisas y un canto a dúo y de pura alegría se escuchó en la tarde. 2013

No dejes de clickar abajo para ver una fotografía muy interesante del personaje invitado


¡Pobre!

Imagen
Caminaba por la calle apesadumbrado, mirando de aquí para allá, con un cadencioso andar que inspiraba pena. Daba la impresión que había perdido algo. “¡Pobre!” me dije, pero mi solidaridad se contuvo. En un momento nos enfrentamos y sus grandes ojos marrones me consumieron. Me corrió frío por las venas y sólo atiné a quedarme quieta frente a él. Una voz de hombre a mis espaldas me desentumeció y con sorpresa vi cómo ambos, el recién llegado y el otro, se fundían en un abrazo. El de los ojos marrones se marchó con el hombre, meneando alegremente su cola.

2012
¡Haz click! No dejes de clickar abajo para ver una fotografía muy interesante

Alazán

Imagen
Lo vi desplazarse altivo, me gustó su pelo claro como canela molida, su mirada buena. Elena no permitía que nadie se le acercase, era suyo, injuriosamente suyo. “Nadie puede disponer así”, pensé. Mi amiga, entraba en cólera si me animaba a hablarle de él. Realmente la soberbia desmedida la dominaba. Sentadas frente al jugo de naranja fresco, podía percibir su satisfacción y envanecimiento en seguir sus movimientos. _ ¿Irás a la exposición? Pregunté débilmente. _ Seguro, acotó, para eso estamos ambos listos, dijo con un exceso de suntuosidad en sus palabras. Muy probablemente “Lucero” habría de obtener el primer puesto.  2013
No dejes de clickar abajo para ver una fotografía del personaje invitado